Destinos buscados

Bustamante, Analía Verónica

Y ahora que pende de un hilo, que no tiene cordones, que se le manchó la remera con dentífrico, que parece que se le mete la bombacha en el culo. Debe hacer algo.

Ya sabía que se metía en la boca del lobo y nunca a salvo en la panza de Moby Dick. Desde niña se caracterizó por los lugares más peligrosos; así tomo la cama marinera de arriba y cayó varias veces.