Incienso y mirra

Avogadro, Marisa

Se sentía suave y penetrante el aroma, extraña mezcla de incienso y mirra. Misterio, religiosidad, purificación. Como hace 2000 años. En un círculo concéntrico de anillos del tiempo. En un establo pequeño…

Se sentía suave y penetrante el aroma, extraña mezcla de incienso y mirra. Las figuras de fina porcelana con las imágenes de los Reyes Magos, seguían ahí inmóviles, en el costado de la chimenea. Ya no venían los Reyes como antaño, o ¿sí…? Pues el perfume inundaba la sala, junto al pino había dos paquetes envueltos en papel dorado para María. Nadie había perfumado la casa. Sus presencias se sentían.

Acaso, ¿Ustedes no creen en los Reyes Magos…?