Noche de Carnaval

Iguina, Margarita

Aburrida de la fiesta salió a la calle y tropezó con un Arlequín. Su antifaz cayó al suelo y se miraron. Luego de caminar un trecho él la invitó a tomar una copa y comenzaron a brotar las confidencias.

“Mañana parto para Grecia a comenzar mi carrera de modelo”, dijo ella. “Yo empiezo a rodar mi primera película en Trípoli”, añadió él. Cuando la llegada de la Aurora era inminente salieron y montaron en la misma góndola hasta llegar a su destino. Se despidieron.

Ella entró al burdel donde trabajaba mientras él se dirigió a su lugar de trabajo: il circo di Venezia.