Sucedió en Venecia

Patricia O. (Patokata)

Las bellas máscaras bailan, mirándose a los ojos, entre la muchedumbre y la alegría; bajo el disfraz, sus ocupantes sienten el loco latir de sus corazones golpeándoles el pecho.

Él la enlaza por la cintura y ella se aprieta a su cuerpo, no conocen sus rostros pero presienten que se han estado buscando desde hace tiempo…

Todo puede suceder en Venecia…

Comentarios cerrados.