Caperucita Roja en 140 caracteres. Parte IV

Varios

García, Guillermo

Timidez: Sin decidirse, el lobo miraba a Caperucita, dolorido e inmóvil, alejarse por el bosque para siempre.

García, Guillermo

Perplejidad: Mientras el torpe lobo la desgarraba, Caperucita no podía dejar de pensar en si su madre también había pasado por eso.

García Salido, Alberto

Discromatopsia de cuento: Caperucita, muy lista ella, tiró su capa roja en cuanto descubrió que el viejo lobo era daltónico.

Garland, Inés

Dios mío, no aguanto más esta soledad- dijo la abuela de Caperucita. Dios tiene un particular sentido del humor.

Gasser, José

– Si Caperu “cita” al Lobo, ¿quién se deja comer? ¿Abuelita es la “Madama” de una Caperucha? Entonces, el Lobo no es un “comilón”.

GirardyR

“A cada Lobo le llega su sábado”.

GirardyR

Caperucita se acercó a la cama y vio que su abuela estaba muy cambiada. Se había hecho una cirugía barata con un médico pirata.

GirardyR
– Abuelita, abuelita, ¡qué dientes más grandes tienes! -¡Ay Caperucita es que me quedé sin seguro dental!

GirardyR

Caperucita prometió a su Abuelita no dar más Follows a las personas que se encontrara en el camino.

GirardyR

Caperucita Roja había aprendido la lección: No agregar a extraños en las “No revelar datos personales”

GirardyR

Su madre le pidió llevar unos pasteles a su abuela. Caperucita con astucia decidió enviarlos por correo para evitar al lobo.

GirardyR

Su madre le pidió llevar unos pasteles a su abuela. Caperucita con astucia decidió enviarlos por correo para seguir chateando.

GirardyR

“¿A dónde vas niña?”, le preguntó el lobo con su voz ronca. “A comprar una capa nueva de alta costura”, le dijo Caperucita Vanidosa.

Gomel, Walter

Primero lo de mi abuela. Después lo del lobo. Ahora este zarpado del cazador. ¿Quién dijo que el rojo era contra la mufa?

Gomel, Walter

Mentía, siempre mentía. Y por alguna extraña razón a mí me gustaban sus mentiras. Pero esta vez fue demasiado. Lo mandé matar.

Gomel, Walter

Cuando el Lobo me dijo “No sabés a la minita que me estoy comiendo”, nunca pensé que sería tan textual. (Amigo del Lobo)

González López, Patricia

A Caperucita se le enrojecía la ropa camino al bosque, no así la cara, cada vez que se le tiraba al lobo.

González López, Patricia

Antes que llegara la nieta roja, le puso el escote en los colmillos. Asqueado le gritó: “te confundiste, este lobo no come carne vieja”.

González López, Patricia

Salió de rojo como quería su madre, en el baño de once se cambió, la abuela le hizo la gamba y con el lobo fueron al Emergente a leer poesía.

Gutierrez Bolcatto, María Virginia

Astuta, Caperucita emprendió la Odisea hacia lo de su abuela. El lobo no la esperó diez años.

Gutierrez Bolcatto, María Virginia

¡Qué manos tan grandes tienes! – dijo Caperucita y colocó sobre ellas el testamento de la Abuelita y un par de alianzas doradas.

Gutierrez Bolcatto, María Virginia

La abuela la esclaviza, el lobo que la engaña, la madre la obliga. ¿Y si Cape los manda por el camino largo a todos?

Gutierrez Bolcatto, María Virginia

Caperucita decidió tomar el camino corto. Un piquete, una marcha y una muestra de teatro callejero. Nunca llegó.

Hidalgo Diez, Paloma

El tiempo no pasa por ti, las canas y arrugas te favorecen. Lástima, contestó Caperucita, tú sigues igual de mentiroso.

HyongSoo

Al revés: Una niña está loca por llegar a su casa después de ser parida por un lobo y descubrir que su abuelita es su hermana.

Irouléguy, María

Basado en la campaña publicitaria de Telefónica “¿Y Candela?”. Entra el cazador y al ver al lobo le pregunta: “¿Y la abuela? ¿Y Caperucita?”.

Jones, Carolina

“¿Quién será esa de rojo que golpea la puerta?”, dijo la abuelita después del Alzheimer.

Jones, Carolina

“¿Mamá, nunca se te ocurrió llamar al delivery de la Nonna? ¡Le hubieras ahorrado tanta tinta a la literatura!”

Jones, Carolina

“Me cansé de ser símbolo de virilidad por tantos años. Voy a liberar mis instintos: a partir de ahora, soy travestido.”

Jones, Carolina

Y finalmente llegó el día en que Caperucita… se comió al lobo.

Jones, Carolina

¿Y si hubiera sido en la playa? A Bikini roja la hubiera atracado… ¿un guardavidas?

Jones, Carolina

“¿Por qué a mí me ponen caperuza? ¿La Bella Durmiente tiene coronita?”

Jorge, Pablo
A ver, sosiéguese niña, que usted tampoco es tan perfectita.

Jorge, Pablo

Lobo disfrazado de abuelita: Desobediente y superficial, después de todo no será una gran pérdida.

Jorge, Pablo

¿Qué? ¿Te quejas de mi hocico y no de que tú madre te llame Caperucita y te exponga a un lobo feroz por no caminar ella misma?

Jorge, Pablo

¿Caperucita, por qué no vuelves a tu casa y le dices a tú madre que cuidarte del lobo es venir ella misma a traerme la canasta?

Jorge, Pablo

-¿Me preguntas por qué tengo la nariz tan grande? ¿Por qué no te fijas en tu vestimenta, claramente chavista?

jpvmnplus

El Lobo se armo un twitter como Caperucita2 y Caperucita pensó que se encontraría con su hermana gemela.