Caperucita Roja en 140 caracteres. Parte XII

Varios

Mendez Ruiz, Luis Felipe

A tu abuela cocinaré en salmuera, tú serás un guisado de primera, tu capa de mantel y de postre un leñador con miel.

Mendez Ruiz, Luis Felipe

En el bosque se dibujan las siluetas del asesinato, la capa fue la prueba, pero ellos desnudos desaparecen con la luna iluminada.

Mendez Ruiz, Luis Felipe

Rojo, lobo entre sabanas, no reconoces, dientes, salta, engulle, estas dentro, hacha, aullido, rojo, rojo, rojo… Déjame volver.

Mendez Ruiz, Luis Felipe

Rojo, ja. (Del lat. russus). 1. adj. Encarnado muy vivo. Lobo (Del lat. lupus) 8. adj. Perú. astuto. Decidió averiguarlo 😉

Mendez Ruiz, Luis Felipe

Lo que aprendí de Caperucita fue a desviar los caminos, a caer en la boca del lobo, a vivir en la piel de los otros, a ser rojo.

Mendez Ruiz, Luis Felipe

Érase una vez: Que nos desentendimos, el lobo es lo que es, ignoramos instinto, hambre, motivo; culparle a él, nosotros estamos vivos.

Mendez Ruiz, Luis Felipe

Ven, deseo compañía, sentir tu boca de gran tamaño, tomar el baño, trenzar mi pelo y de sangre teñir la capa, disfrutar como antaño.

Mendez Ruiz, Luis Felipe

Cuando deambules por el bosque, cuida de tu capa, camina a través del sendero recto y angosto, tomar otro podría tener su costo.

Mendez Ruiz, Luis Felipe

A los lobeznos que se portan mal, se les dice que se les ha metido la caperuza y un leñador vendrá a partirlos en dos.

Mendez Ruiz, Luis Felipe

Lobo condenado al olvido, emigrando de cuento en cuento, preguntándose con nostalgia qué habrá sido de esa niña y los tres cerditos.

Mendez Ruiz, Luis Felipe

La abuela ha muerto, Caperucita ha crecido y dejado de creer en los cuentos. Ahora el lobo aúlla a la luna más solo que nunca.

Mendez Ruiz, Luis Felipe

El lobo suplicó al leñador ¡Los lobos ya no damos miedo! ahora peleamos contra vampiros maricas por ñoñas mortales ¡Matame!

Mendez Ruiz, Luis Felipe

Muerta hermana y abuela, Bruce Wayne decidió ejercer justicia, pero la capa roja no producía el efecto adecuado en ciudad gótica.

Mendez Ruiz, Luis Felipe

El leñador abrió al lobo, pero no fue una niña, sino dos los infantes que de allí salieron; y así comenzó El Imperio Romano.

Mendez Ruiz, Luis Felipe

Caperucita y abuela, solas ante el escalofrío que les produce el cuervo postrado en su puerta que no para de repetir “nunca más”.

Mendez Ruiz, Luis Felipe

Transgiversaciones: El lobo creyéndose más audaz que Caperucita, nunca pensó encontrar en lugar de la abuela a Ms. Hyde en casa.

Mendez Ruiz, Luis Felipe

Va Caperucita cadera balanceando y aullidos arrancando. El lobo de abuela se compró traje, ante la astucia se retorció de coraje.

Mendez Ruiz, Luis Felipe

Para Halloween el lobo decidió disfrazarse de abuelita, siempre y cuando su amada se pusiera esa capa roja que tanto le excita.

Mendez Ruiz, Luis Felipe

Por instrucciones del senador McCarthy toda muestra de insurrección “Roja” debía ser detenida; el crimen del lobo quedo impune.

Mendez Ruiz, Luis Felipe

El leñador rellenó el cuerpo del lobo con piedras, y con los secretos de que sucedió esa noche entre caperucita, la abuela y él.

Mendez Ruiz, Luis Felipe

La Luna tiñe de rojo, causa licantropía, une a las distintas generaciones.

Mendez Ruiz, Luis Felipe

Exclamó: ¡Qué ojos más grandes! ¡Qué orejas más grandes! ¡Qué dientes más grandes!; Nada pasó, “la lobezna roja” no tenía potencial.

Mendez Ruiz, Luis Felipe

Los asesinatos del leñador terminaron cuando fue sorprendido por una anciana y una niña como testigos de su último crimen.

Mendez Ruiz, Luis Felipe

Su cuerpo era fuerte, vista amplia, audición maravillosa. La abuela se sentía tan poderosa estando en las entrañas del lobo.

Mendez Ruiz, Luis Felipe

-Abuelita ¡pero qué boca más grande tienes! -Sí, me acabo de comer un lobo.

Mendez Ruiz, Luis Felipe

Cortázar: En algún bosque, si una niña vestida de rojo visita a su abuela al dar las 3 de la tarde, la abuela se vuelve lobo.

Mendez Ruiz, Luis Felipe

El plan de Caperucita y el lobo de quedarse con la herencia de la abuela habría sido un éxito de no ser por el entrometido leñador.

Mendez Ruiz, Luis Felipe

La abuelita Samsa: despertó convertida en un lobo, y justo el día que su nieta venía a visitarla.

Mendez Ruiz, Luis Felipe

Pero que piel tan pálida tienes, y el rojo te sienta muy mal; el lobo respondió así las críticas hacia su persona.

Mendez Ruiz, Luis Felipe

Y de repente todos en el bosque vieron correr despavorido al lobo y detrás de él una niña vestida de rojo.

Mendez Ruiz, Luis Felipe

Pedro el lobo siempre asustaba a la jauría con el viejo cuento de la niña de rojo, ahora que nadie le cree, la caperuza aparece.

Moday, Mauricio

“¿Caperucita estás embarazada y te casaste?”, dice la abuelita. “Si… ahora soy la señora de Feroz”.

Moday, Mauricio

“Caperucita estás embarazada, creí que te había comido el lobo”. “No abuelita, fue un error de imprenta”.

Molinari, Gonzalo

Encontró al lobo en la cama, pintado como la abuelita, con su camisón y una peluca… El abuelito dijo: “¡Te juro que no es lo que parece!”

Molinari, Gonzalo

El hachazo. “¡Antes, muerto!”, gritó el lobo… Pero ¡estaba tan lindo con el camisón de la abuelita!… ¡Y el leñador, tan solo!…

Molinari, Rodrigo Emanuel

El lobo acecha disfrazado de abuela. Caperucita lo ve, tiembla de miedo y piensa: “¿Habrá luna llena?”

Molinari, Gonzalo

¡Con la cesta le pegó Caperucita, Abuelita con el palo de amasar, dos cerditos se aferraron a sus patas y el tercero le saltó a la yugular!

Molinari, Gonzalo
El lobo abrió grande los ojos: ¡en la cama, junto a la abuelita, estaba la dupla de centrales de Estudiantes, con el temido “Leñador” Ayala!