Algo habrán hecho

Mancilla, Eduardo

Una patota armada de soldados, policías y civiles, acababan de llevarse una familia de la casa de la otra cuadra. A los golpes, patadas y esposados, los apretujaron en dos Falcon verdes.

Los vecinos, reunidos en grupos neutrales, comentaban al amparo de cierta distancia.

– Algo habrán hecho…-, sentenció una vecina oprimida por los ruleros.

– Por algo será…-, aludió cómplice la doña del almacén de la esquina.

– Seguro-, contestaba la mamá del estudiante universitario.

– Seguramente soñaron, tal vez quisieron, a lo mejor hicieron, incluso, por ahí, hasta pensaron, por eso se los llevaron.