Norita hoy no…

Ferrara, Oscar

El viernes a la tarde Fernando llegó a Córdoba capital desde Río III. Se reunió con algunos compañeros de facultad, consiguió los apuntes que andaba buscando y lo llamó a Dany. Quedaron en encontrarse esa noche a cenar juntos en un coqueto restaurante del centro. Después de cenar pasaron la noche juntos. ¿Mentiras?

El sábado Fernando se levantó tarde, Dany ya se había ido, almorzó y estudió un rato, preparó la ropa que usaría esa noche en la cena de los rotarios. Anochecía cuando recibió el llamado, quedaron en una hora determinada para encontrarse y cortó. Aprovechó y llamó a su padre como siempre lo hacía, cuando este iba a algún congreso. Se pasaron las novedades y unas horas después salió hacía la reunión. ¿Mentiras?

Luego de cenar en el Rotary y sin esperar los postres decidieron regresar a Río III. Llegaron y fueron directamente a la casa del country. Entraron sigilosamente como pretendiendo que no los vieran o tratando de no despertar a nadie. ¿Mentiras?

Al día siguiente, la primera plana del periódico anunciaba la tragedia… ¡¡¡Mentiras son todas mentiras!!! Norita los llama… ¡Fernando, hijo, bajen a desayunar! Es una mañana fresca…