Humildad e ideas

Otero, Alejandro

El catalán Manuel Estiarte Duocastella es jefe de relaciones externas del FC Barcelona. Fue uno de los mejores jugadores de waterpolo de todos los tiempos. Al diario español Mundo Deportivo le contó en una entrevista…

“Antes de venir a mí me hablaba muy bien de este Barça y cuando lo agarró le parecía impresionante. Y a veces, cenando y después de haberse tomado una copita de vino, suelto y como en broma me decía que presentía algo. Esa sensación se fue consolidando con el paso de los meses, pero siempre, insisto, pensando que habría una progresión en el tiempo, no en la misma temporada (…). Me acuerdo mucho de la Copa del Rey en Mestalla. Allí me dice: `La que estamos liando, Manel´, Y en Roma pues me dijo: `¡La que hemos liado!´. Es una frase muy suya, la repite a menudo cuando ganamos, es su manera de expresar alegría, como cuando ganamos 2-6 en Madrid. Lo que pasa es que allí en Mestalla la exclamó con una profunda alegría, contemplando a tanta gente feliz, celebrando el primer título (…). Si Pep es consciente de algo, que además lo comenta a menudo cuando no hay nadie, es de lo afortunado que se siente por poder vivir esto. Incluso en Roma, en un instante de máxima grandeza, con miles de personas que te aclaman, nunca, repito para que quede muy claro, nunca se le ha escapado una expresión tipo ‘¡Soy de puta madre!’ o ‘¡Somos de puta madre!’, ni siquiera algo así como ‘¡Qué buenos somos!’ No, el mensaje de Pep va por otro lado, él dice `qué bonito es esto, qué suerte tenemos, disfrutemos de este momento´. Siempre con humildad y en un estado de ánimo próximo a estos valores más humanos y sencillos. No es una fachada, porque en esos momentos eres tú mismo, no te puedes esconder de tus sentimientos o reacciones (…). A veces comenta cómo va a enfocar un determinado asunto y me dice “Manel, yo lo veo así”. Entonces le recuerdo que a la vuelta de Soria, después de perder en el campo del Numancia el primer partido de Liga, estuvo durante dos horas mudo en el autocar. Cuando por fin abrió la boca fue para decirme que “no pensaba cambiar nada, que seguiría con sus ideas”. Y ha de ser así. Si se cree en algo firmemente se ha de llegar hasta el final, confiando en esas ideas. Te equivocarás, sí, quizá, pero no te quedará la duda. Por eso conviene matizar que él no es prepotente, sino que tiene su guión y lo sigue. Cuando me refería a tener ideas, en el caso de Pep es algo más. Cuando hace algo tiene la ventaja de que antes lo ha pensado, le ha dado vueltas, ha obtenido todala información y ha meditado todas las consecuencias en un proceso que intervienen trabajo y pasión. O sea, trabaja mucho y le pone todo su corazón. A partir de aquí lo que se obtiene es un criterio o unas ideas que ya son inamovibles, eso sí con una gran intuición. Él eso lo tiene. Bueno, lo que siempre intenta es razonar mucho. Y antes de decidir, aunque al final parezca que se deja llevar más por el instinto, lo lleva pensado todo (…). Tiene un plus, sí. Cuando hace un cambio es porque sabe muchísimo de fútbol, le pones un problema y te encuentra cuatro soluciones. Pero es verdad que detrás hay un equipo. Él lo sintetiza en tres aspectos: el trabajo intenso en el entrenamiento, once cracks que si los sustituyes salen otros que lo hacen igual y un estilo de juego que no copia a nadie. Los equipos, o los clubs, a menudo intentan copiar cómo juega éste o aquel. No este Barça, que ha tejido un estilo propio, un diseño y una estructura que Pep acaba puliendo con toque personal. Cuando él y su equipo empiezan a hablar fútbol, todos, hasta yo, le entienden: lo hacen fácil, muy didáctico. Yo sé de deporte, de vestuario, de dinámicas, pero de fútbol… aprendo porque es como ir a clase con el mejor ‘profe’ del mundo. Lo entiendes todo a la primera”.

Manuel Estiarte Duocastella publicó un libro “Todos mis hermanos” sobre sus experiencias humanas y deportivas en marzo del 2009 con prólogo de Guardiola…

…amigo desde hace más de 20 años.