Ojos de carnaval

Maturana, Julio

Cuando comenzó a amanecer el pisco que habían tomado toda la noche apareció dentro de sus ojos, millares de venitas explotaban encegueciendo las figuras danzarinas.