Cuentos con A

Morales, Angie

Aquí, allá, ¿A dónde arrastrar alma arrebatadamente angustiada? Al abismo alguien acierta, ahuyentando, alejando atroces arácnidos alados. Alguien asume ánimos angostos, atraídos astralmente. Alguien acata, acuerda acudir afanosamente. Aspirando aires acumulados, ardientes accede abrazar ayunos ancestrales. Así, andar andén arriba, aparta anatomías anacoréticas. Alguien ampara al fin, alivios amontonados. Apartaos alquimistas asesinos; a alguien aguardan ansiadas antífonas.