El suicida

Hinrichsen, Ana

Eran jóvenes y bellos y tenían -lo que se dice-, una vida perfecta. Pero, cuando la pequeña hija de ambos empezó a ir al psicólogo, él, el padre, sorprendió a todos con su suicidio.

Años después, se supo.