¿Seguro?

Hidalgo, Paloma

Tal vez si hubiera preguntado dónde se hacen realidad los sueños, ahora sabría lo que es la felicidad. Ver allí al genio, recién salido de su lámpara, me puso nervioso. Ahora, cubierto de oro, sano como un roble, y amado por mi amada, sé que no supe aprovechar mis tres deseos.