El día de la madre

Pavón, Manuel Arduino

Se equivocó de día.
Se puso la peluca. Se pintó los labios. Estrenó el vestido nuevo. Bajó por las escaleras.
-¡Papá! ¡Feliz día!
Subió corriendo las escaleras.
Se sacó la peluca, se lavó la cara. Se puso el traje de alpaca.
Y después bajó a festejar con las fieras.
No es fácil ser viudo, querer hacerlo todo bien y tener las fechas cambiadas.

Comentarios cerrados.