Primavera alocada

Patricia O. (Patokata)

Mueve la rama al amar el ruiseñor, pavoneándose con su batir de alas se mete sin aviso en la sala.
Las hojas de los árboles danzan como figuras dantescas en la pared, hasta parece una lámina con forma animal.
Es la primavera, donde el río se hace oír y el amor sale a pasear por las calles de Roma; donde el sabor de un beso robas de su boca.
Bajo la caricia del sol van los enamorados, que se esconden tras los arbustos para bailar los sones que esconde en sus senos la enamorada; cual laúd que envuelve a los cuerpos haciéndoles olvidar su dual cualidad.