Sin título

Barros, Renzo

Inodoro Pereyra, Eulogia Tapia, Mendieta, el loro Lorenzo, el cerdo NabucodonosorII, Boogie y Sperman, caminaban sin rumbo por un espacio blanco e infinito, la soledad les embargaba y acongojaba, las penas y tristezas los acosaban, habían perdido el rumbo, la brújula de grafito que animaba sus almas con colores de amor y esperanza. Mendieta ladró enloquecido de felicidad, todos se dan vuelta y allí desciende en un rayo de luz el NEGRO, corren a abrazarlo al amigo, al creador, a quien les diera vida, allí todos son felices en las hojas de mil cuadernos e historietas con mensajes de ilusión y reflexión para el mundo entero.