Iniciación

Musso, Liliana

Era noche de iniciación, sus colmillos estaban listos para su primera vez. –Cuídate- Le dijo su madre, mientras le arreglaba el pelo.
Primero elegir la presa, asecharla hasta encontrar el momento justo. La luna menguante brillaba menos que las estrellas.
La joven caminaba sola. La plaza estaba cerca, la esperaría en medio de los arbustos. Oyó pasos, sin pensar arremetió buscando el cuello. Un olor desconocido lo desmayo. La joven continúo su camino, maldiciendo por todo el ajo que había empaquetado y maldito olor que la escoltaba.