Pesadilla

Sánchez Bonet, Daniel

Estás con ella en la cama, a solas, y con la luz apagada. La abrazas, la aprietas con pasión, le susurras cosas, la acaricias, le das la vuelta y sigues besándola hasta que, por fin, la vuelves a colocar en su sitio, bajo tu cabeza.