Domingo diferente

Di Giacomo, Silvia

Discutimos desaforadamente después del desayuno, desnudándonos, desanudándonos, desatados. Despojados de disfraces, develamos dolores disipados durante décadas. Deseo, dinero, descendencia, desencuentros. Dolor. Después, decidimos desnudarnos, deseosos de descansar de diatribas descomunales.