Play

Sorbo, Hugo

No era posible verla ni buscarla para encontrarla, estaba detenido en el tiempo. Mi misión debía ser salvarla, en caso de sufriese algún peligro, pero no me movía. La película estaba empezada, la acción detenida, como yo. Todo se había detenido. El suspenso se acrecentaba a cada segundo transcurrido. El film, de haber continuado hasta el final, resolvía la situación creando un nuevo romance en la pantalla. Estaba seguro. El público estaba seguro de aquello, pero todo se había detenido, el gran beso de película del último minuto de proyección se encontraba escondido detrás del PLAY que nadie había pulsado en medio de alguna distracción involuntaria.