Primaria tentación

Baldessari, Adriana

La música cesó. Todos los alumnos quedaron en la pista del salón de fiestas del colegio esperando el próximo disco. Ella estaba a su lado, de espaldas. Hermosa, con el pelo colorado recogido en un moño. No pudo resistirse, se empinó en sus mocasines nuevos y la besó en la nuca. Cuando ella se dio vuelta interrogándolo con sus furiosos ojos verdes, dijo compungido: -Perdón, me tropecé. Aprovechó el twist que empezó a sonar frenéticamente para alejarse bailando solo.