Sin título

Nevado Cerro, Cala

Ejércitos de besos, En un beso, se besan atrincherados en tu boca y comprometidos con la mía. Desean camuflarse en la oscuridad de tus labios entornados. Esos besos corretean por mi sangre, sus latidos, y tus ansiosos labios. Mil fuerzas llegan en compromiso no desmayado, no detenido. Siento mares, donde bucean tus labios. Vientos ondulados que te enmarcan la lengua. Brisas de mariposas que abanican nuestras bocas comprometidas, y nuestros labios; que toman el paladar que tanto les endulza la sed.
Este beso, en la boca cobra tibieza, invita, continúa y se compromete con nuevos besos en un solo beso. Nuestras bocas reclaman besos veloces, besos cautivos, besos de merengue; todos náufragos en la isla de las bocas.
Te beso, y me besas. Me besas, y te beso. Salta de la boca que besa y beso, ramilletes crecidos, plenos de besos. Saltimbanquis en boca, que besa y beso. Si me besas te beso, si te beso me besas. Deshojamos los labios prietos de besos, con los revoloteos, de tus besos y mis besos. Yo antes de conocer tus besos, era amor furtivo, hoy… hoy, amor preso, en este beso.