Nunca provoques a una bruja

Cabrera, Rubén Faustino

El mozo de la Pizzería Los Insuperables murió esa madrugada con un intenso dolor en el pecho, como si alguien le atravesara el corazón con un puñal.
Es terrible lo que puede hacer una bruja enfurecida con un muñequito de trapo, un alfiler y un cabello de mozo que horas antes había ido a parar a una porción de su pizza.

Comentarios cerrados.