Resultados Concurso TwitteRelatos por la Identidad

Estamos felices de anunciar que un microcuento de Juan José Panno, creador de Cuentosymas, fue seleccionado entre los ganadores del concurso “TwitteRelatos por la Identidad”, organizado por Abuelas de Plaza de Mayo.

El jurado, integrado por los prestigiosos escritores Ana María Shua, Mempo Giardinelli, Guillermo Martínez, Paula Bombara y Laura Escudero Tobler, eligió 15 relatos que serán ilustrados por talentosos artistas y formarán parte de una muestra gráfica itinerante. Los textos también serán publicados en el sitio www.abuelas.org.ar, en el mensuario de la institución, en Twitter y en Facebook.

El martes 27 de marzo, a las 16, las Abuelas recibirán en su sede al jurado, los ilustradores y los ganadores para hacerles entrega de una distinción por su participación en este concurso. He aquí los textos ganadores:

@valeriaweise: Me pica acá, en el centro de la duda. Rasco a preguntas, capas de intriga y ocultas falsedades. Al final estoy yo. Lo dirá el tiempo. (Ilustra: Pablo Bernasconi)

@RomanPelinski: Es como si toda tu vida te hubieses mirado en espejos que deforman. Tu verdadero reflejo es otro. Las abuelas te buscan para mostrártelo. (Ilustra: Lucas Nine)

@francks20: Se mira al espejo y sonríe, la sonrisa va más allá. Supone algo que no encuentra, su identidad es una suerte de atrevimiento. (Ilustra: Daniel Roldán)

@andypeks11: Y la mano arrugada sostuvo la más joven. Y unos ojos infinitamente buscados se miraron al fin. (Ilustra: Mirian Luchetto)

@carodiaria: En tu diente torcido, tu lunar en la espalda, en tu pierna más corta y ese olor que te espera. (Ilustra: Mariano Lucano)

@elcuartopropio: La luna escupe luces muertas y me muero aún en tu cadáver. Quiero extenderme a tu costado y devolver tu nombre. Juntos solos. (Ilustra: María Wernicke)

@carito_gp: Dudé… Pregunté. Me negaron. Insistí. Me acerqué. Escuché y acepté. Esperé… Un día, atendí. Corrí. Llegué. Volví a nacer… Soy. (Ilustra: Rodolfo Fucile)

@Anuka_Fuks: Ayer mamá se volvió baldío frío y desolado. Se volvió cáscara hueca. Me echó en silencio. Como siempre que le pregunto eso. (Ilustra: Luciana Fernández)

@AlejandraPVarel: Eran tan parecidas que con solo mirarse descubrieron a esa mujer ausente. Una figura de cristal que las reflejaba y las contenía. (Ilustra: Viviana Bilotti)

@valeriaveghweis: Y adquirió sentido el sobrehueso en la cadera que tanto supo avergonzarme. Pude encontrar ahí la tibieza de la huella desaparecida. (Ilustra: Cecilia Afonso Esteves)

@jjpanno: ANSIEDAD “Tome asiento, lo llamaremos por su nombre”, dijo la burocrática empleada. El último nieto recuperado permaneció de pie. (Ilustra: Matías Trillo)

@VeraScheiner: Al revés que Gregorio Samsa: desperté convertido en ser humano y tengo un nombre ahora que resuena como un redoblante en carnaval. (Ilustra: Istvan Schritter)

@Orillear: Intuición femenina. En la última carta dijo que estaba embarazada. Después silencio, dolor, jueves. El hijo aún puede cambiar el mundo. (Ilustra: Eugenia Nobatti)

Paloma Sánchez (@palomaescribe): Me gusta todo menos la remolacha” dije y vi a mi verdadera tía romper en llanto. Hay cosas que llevamos en la sangre. (Ilustra: Fernando Calvi)

Gonzalo Oyarzun (@gonzaloyarzun): Cuando lo supe quedé destrozado. -¿Y ahora cómo estás? -Todavía destrozado, pero al menos los pedacitos tienen sentido. (Ilustra: Juan Zaramella)

Comentarios cerrados.