Un eslabón viviente

Garrido Barrera, Laura

En Lodosa, provincia de Navarra, España, Mercedes Colás Irisarri huyó de Navarra cuando las fuerzas falangistas fusilaron a su padre en 1936. Era albañil. Cuarenta y dos años después, su hija, Alicia Meroño desapareció durante la dictadura argentina, el 6 de enero de 1978. Mercedes me mira en la Plaza de Mayo y me dice:
– Ni siquiera sé a qué banda de izquierdas pertenecía.
Miro nuevamente su foto y la comparo con la mía. Misma edad, idénticos ojos de alegría. Con cariño, le contesto:
– Eso no importa Porota, eres el eslabón de una cadena, en memoria de dos injusticias.