Muñecos

Romagnoli, Juan

La niña juega sola en su cuarto. Ubica una pareja de muñecos en los pequeños sillones de su casita de madera. Tararea una canción alegre. Acomoda el vestidito de ella y la ropa diminuta de él.
Luego deja de cantar y simula una irrupción por la puerta principal de la casita: Dos soldados de colección, de su hermanito, desparraman los muebles de juguete. Los maneja con brusquedad. Susurra órdenes. Coloca capuchas ínfimas, que cosiera su abuela, en las cabezas de su pareja de muñecos, y los hace salir a todos por la misma puerta.
La madre llama a cenar. La niña devuelve a su lugar los juguetes del hermanito y acomoda la casita de madera. Sin demora, se asea las manos en el lavabo y desciende las escaleras. No sea cosa que haga enojar a su padre.

Comentarios cerrados.