Comité de recepción

Nasello, Patricia

Estás vos, coronel; está la enfermera, y este médico indolente que, con la entrepierna ardiendo por la enfermera se distrae, se demora, no presta debida atención. Éste va a acabar matándote. Por eso los otros, los muertos que vos mataste, ya vienen en camino, ya llegan. Ya te rodean: Vivitos y Coleando.