Despedida

Lilix

-Llegamos Clemente, ya puede volver.
-Yo me quiero quedar.
-No mi amigo este no es lugar para usted, es para los que dejamos suelo terrenal. Usted tiene su espacio en la página del diario como siempre.
-¿Y quién me dibujará ahora?
-Nadie, pero si se queda conmigo pronto será olvido.
-¿Y entonces que será de mi?
-Usted es de toda la gente que por años disfruto de sus andanzas. Ahora serán quienes se encarguen de cuidarlo. Tendrá cientos de padres adoptivos. Mire ahí vienen por mí, hora de su regreso…