Papelitos

Zárate, Omar Julio

El viento, aquél día, se levantó furioso. Sopló y sopló, nadie entendía demasiado lo que pasaba entonces. Fueron a preguntarle.
-Sr viento… ¿Por qué sopla usted tanto hoy?
Como no contestaba, insistieron
-Sr viento… ¿Cuál es la causa de vuestra furia?
-No es furia -dijo conteniendo una lágrima-. Sólo quiero llenar el cielo de papelitos en este día aciago. Clemente lo está pidiendo “¡Tiren, tiren papelitos, que ya está llegando Caloi al edén!”

Comentarios cerrados.