Solo

Aronson, Giselle

Paciente, espero mi momento. Ya mis compañeros se han marchado, uno a uno. Sólo quedo yo. Merecedor de un mismo destino inexorable, aún no sé si condenado. Sólo sé que me iré de aquí, como los demás. He sido testigo de cada partida y no habrá quién me despida.
Espero mi turno, solo, el último aquí en el tarro.

Comentarios cerrados.