Obligado, Clara

Clara Obligado
Clara Obligado

Destino inexorable

1- En “El libro de los viajes equivocados”, mi última obra, el viaje es un gran símbolo y representa la vida. Además, es un viaje equivocado, porque está destinado a que termine en muerte. Pero es también todo lo que tenemos…

Hipervínculos

2- Utilizar cuentos para contar una historia que sería propia de la novela me permitió variar la técnica y abrir el registro. También hay microrrelatos encadenados, e incluso una novela más extensa que aparece también contada con la técnica de los micros. Me gusta que la escritura sea mestiza, que fuerce los límites de los géneros. En algún punto, mi libro responde a las estructuras de la red, algunas historias funcionan casi como hipervínculos.

Espiral logarítmica

3- Me interesa mucho la estructura de un texto, su andamiaje. En este caso, se trataba de dibujar una espiral logarítmica porque me pareció que esta figura representaba bien ese eterno girar sobre las cosas que es la historia. Además, la espiral logarítmica es también la proporción áurea, y me llama poderosamente la atención que un principio constitutivo de las artes esté también tan representado en la naturaleza.

Un libro experimental 

4- Quería que fuese un libro inmenso y a la vez minúsculo. La apertura de los personajes y del foco tiene que ver con eso, con el deseo de contar algo que sería más propio de la novela. Pero la técnica tiene que ver con el relato y el microrrelato. Es un libro bastante experimental y ecléctico en su forma. Eso determina también la elección de los personajes, ya que tuve en cuenta que representaran entornos periféricos, incluso dentro de la misma Europa: no se trata de los países centrales, sino del Círculo Polar Ártico, un pueblo perdido en Italia, de Albania, etc.

Interlocutor espejo

5- Yo escribo para un lector que se parezca un poco a mí, creo que todos lo hacemos, y valoro tanto la claridad como la calidad. No sé si lo logro, pero pretendo que lo que escribo, además de tener cierto nivel, sea accesible para un público al que simplemente le guste leer. Nunca he escrito para la academia, ni para un pequeño círculo, no creo que esté mal esta opción, pero no es la mía.

Por favor sea breve

6- En relación al microrrelato publiqué en 2002 y 2010 “Por favor sea breve I y II”. Ambas son antologías de microficción. Aunque no incluyen todo, porque sería imposible, sí buscan dar un panorama de lo que está sucediendo. Los textos fueron reunidos teniendo en cuenta la calidad, el que pertenecieran a hombres y a mujeres, que fueran escritos en castellano y que representaran las diferentes tendencias del género. Y mi gusto personal, claro.

Entre las dos orillas

7- La idea de “Por favor sea breve” surgió porque me pareció que todavía no se había editado ninguna antología del género que acercara realmente las dos orillas. Además, necesitaba reunir los textos con los que trabajo en los talleres en un solo volumen. Ambos pretextos, el del encuentro en el idioma y el didáctico fueron el origen de esta antología. El libro ha sido muy leído y tiene varias reediciones. Probablemente porque los textos son muy buenos, puedo decirlo porque no son míos, y también porque resultó oportuno.

Micro- enseñanza

8- En mi escuela de escritura hay bastantes escritores de microficciones, algunos trabajan en directo y otros a distancia. Yo doy los cursos en directo, a distancia tengo también otros profesores, entre los que está mi hermana María, que reside en Buenos Aires. O sea, también en eso somos un poco internacionales.