Feliz cumpleaños

LOsvaldo Palacios

Sonó el teléfono y Araceli corrió a levantar el tubo y contestar.
— ¡Hola!— Si, ¿Quién habla?
— Hola prima soy yo Marta.
— Te reconocí enseguida, ¡Qué alegría escucharte! ¿Cómo están todos? Hace tanto que no nos vemos, ¿La familia bien?—hablaba sin parar.
— Si… si, todos bien, te llamaba porque…
— Lo sabía, estaba esperando tu llamado.
— No podía dejar de hacerlo.
— Ayer me acordé de ti todo el día. Recordaba cuando jugábamos de chicas, qué época por Dios, cómo pasa el tiempo. Marta, ¿Y tú, estás bien?
— Si, bueno, no, mejor dicho…
— No te preocupes, haz como yo, vive el presente, mañana es futuro.
— Es fácil decir eso, pero no siempre se puede, y más cuando…
— Mira el próximo fin de semana es largo, así que pensamos con Ulises ir a visitarlos.
— Creo que vas a tener que venir antes Araceli.
— Ojalá pudiera, pero te prometo que…
— Puedes dejar de hablar y escucharme por favor.
— Es que estoy tan contenta de que me hayas llamado por mi cumpleaños.
— Es que no te llamé por eso.
— ¿Y, por qué entonces?
— Porque acaba de morir mamá.