Decisión

Daniel Vilá

– Hola, te llamo para despedirme.
– ¿De verdad estás decidido a irte?
– Si, no aguanto más. Estoy harto de vivir enfundado en un traje asfixiante, de circular siempre por las mismas calles, de bambolearme al ritmo de una música tonta. Quiero sacarme la careta.
– No va a ser fácil.
– Ya lo sé, y lo siento por los pibes, ellos me tomaron mucho cariño.
– Yo también te voy a extrañar.
– Te vas a consolar con ese boludo que de verdad se cree un superhéroe.
– Pensalo bien.
– Ya está Mafalda, mandale un abrazo a Picachu y a Barnie. Yo no vuelvo más a laburar al trencito de la alegría.