Gracias a Mercedes

Rubén Faustino Cabrera

“Se te conceden tres gracias”, le dijeron a un mortal. Y él preguntó: “¿Puedo involucrar a un inmortal?”. “Sí”, le contestaron. Y él privilegió tres gracias: el “¡Gracias, Piero!”, conque la homenajeó tantas veces Miguel del Sel. Y el “Gracias a la vida”, de Violeta Parra, conque nos homenajeó ella tantas veces. Y finalizó diciendo “¡Gracias, Mercedes Sosa, porque la vida me dio tantas veces la gracia de escucharte!”.