Definiciones al pie: la microficción según sus autores

Entusiasmados con encontrar nuevas vías de difusión para el microrrelato, enviamos hace poco una pequeña encuesta a varios de los escritores más representativos del género. Les pedimos que definieran la microficción en una frase, que eligieran a 11 autores para armar un seleccionado mundial de microficcionistas y que enunciaran tres puntos que no deberían faltar jamás en un decálogo referido al tema.

En total respondieron 55 escritores de distintos países y nos enorgullece contar entre los participantes con destacadas plumas de la literatura, como los argentinos Ana María Shua y Raúl Brasca, los chilenos Diego Muñoz Valenzuela y Lilian Elphick, los mexicanos Lauro Zavala y Marcial Fernández, el español David Roas y la venezolana Violeta Rojo. He aquí la primera parte:

¿Cómo definiría la microficción?

“Texto narrativo que no excede las veinticinco líneas”. (Ana María Shua)

“El microrrelato es un texto narrativo en prosa, de una cuartilla como máximo, que pretende contar una historia, o más de una, a través de la focalización de una sola de sus partes”. (Jesús Esnaola)

“Artefacto literario mínimo, desgenerado, proteico, intertextual, que necesita la activa participación del lector y es muy difícil de definir”. (Violeta Rojo)

“El máximo de significado, con el mínimo de significantes… y mucha inteligencia”. (Pía Barros).

“Es un relato relámpago donde la intencionalidad desborda el texto y es más lo que sugiere que lo que dice”. (Orlando Van Bredam)

“Es una inmensidad hecha de ausencia”. (Orlando Romano)

“Se parece a un iceberg: sólo se ve la décima parte, lo más importante no se muestra al primer intento”. (Laura Nicastro)

“Es una pieza narrativa mínima, de alto potencial estético y plena en significados subterráneos. Importa más la concisión que la brevedad”. (Diego Muñoz Valenzuela)

“Minificción (no microficción): Género híbrido con elementos extraliterarios, intertextual, irónico, autónomo, serial, lúdico y alegórico”. (Lauro Zavala)

“La microficción es el arte de narrar una historia aprovechando la buena voluntad del lector, que debe completarla usando su imaginación”. (Sergio Gaut vel Hartman)

“Pieza en prosa compuesta de pocas palabras y elocuente silencio concebida para ser completada por el lector y disparar en él una o varias posibilidades de sentido”. (Raúl Brasca)

“Una minificción es aquella que arranca cuando concluye su lectura”. (Gabriel Bevilaqua)

Comentarios cerrados.