Ausentes con aviso

Elsa Beatriz Lanfranco

Elevó la mirada… sólo halló el cielorraso despintado; volvió a la hoja en blanco igual que su mente y escribió: ¡¡Musas, regresen!!