La mala suerte no existe

Miguel Ángel Dorelo

Detrás de toda superstición se esconde el miedo y la ignorancia. Hoy es viernes 13 y me casaré con mi bella novia.
En el último mes, pasé por debajo de escaleras, se me han cruzado gatos negros y he derramado sal. Rompí un espejo de la sala y bajo ese techo abrí un paragüas color amarillo. Nada me sucedió, desde ya; me considero una persona inteligente y alejada de esas supercherías.
Acabo de pasar por la White Star Line y me han entregado los billetes de embarque. Saldremos desde Southampton esta misma tarde.
Nuestro viaje de bodas a bordo del Titanic será inolvidable, estoy seguro.