Bienvenidos

Omar Fulco

Con los años aprendió a valorar los martes 13 o pasar por debajo de escaleras; también veía con agrado cuando se le cruzaba algún gato negro: la mala suerte arruinaría todos sus planes y emprendimientos. La excusa perfecta ante su ya asumida mediocridad.