La verdad de la Mentira

Bertha Carou

La última vez que se me ocurrió enfrentar a la Verdad y la Mentira fue en un sueño; conversaban sobre la actualidad del país. La Mentira le decía a la Verdad que un político de renombre la había contratado; la Verdad no le creyó argumentando que un político no necesitaba contratarla. “Te juego que es verdad”- le dijo la Mentira- pero como este pensamiento es incompatible con su esencia, nadie se enteró del diálogo.

Comentarios cerrados.