Ansiado regreso

Josu Insausti

La última vez que soñó debió ser hace muchísimo tiempo, porque, aunque conserva un vago recuerdo agradable, no es capaz de evocar nada concreto.

Llegada la noche, enfurecido, se ha acostado dejando un papel y un lápiz sobre la mesita junto a la cama. Quizás en algún momento vuelva a soñar, y entonces no se le escapará un solo detalle.