Bache cultural

Laura Nicastro

Si los troyanos y los aqueos hubieran jugado al fútbol, se habría evitado una guerra y nosotros no sabríamos quién fue Helena de Troya.

Comentarios cerrados.