Estrés

Silvia Malatesta

Después de un enloquecido día laboral, con la vista fija en el panorama de la ventanilla del ómnibus, el rojo otoño la reformateó.