Emancipada

Elsa Beatriz Lanfranco

Pudo preservar el patrimonio y criar sola a su hijo, gracias a su habilidad de tejedora…
Llamando a los guardias ordenó:
– ¡Echen a ese viejo loco que dice ser Ulises!