El abuelo

Martín Gardella

El día que ganamos el Mundial de Brasil 2014 vi al abuelo dando saltos en el living con su Spika en la mano derecha. Sólo lo había visto sonreír así en la foto que la abuela tenía en la mesita de luz.
–Este Messi es un fenómeno, un fuera de serie –me susurró con su boca desdentada cuando me acerqué a abrazarlo. Y luego, como hace cada vez que viene de visita, se esfumó en el aire.

Comentarios cerrados.