El día que ganamos el campeonato del mundo

Rodolfo Antonio Urbina

El día que ganamos el Mundial de Brasil 2014 fue un día inolvidable. Osvaldo alquiló una pantalla de cuatro metros para la función en el Club Social. Todavía percibo su voz. Joaquín- dijo Osvaldo- va a ser una reunión familiar. Recuerdo sus encías calientes. Osvaldo era un buen hombre y lo sigue siendo. A las dos de la tarde ya era un éxodo la ciudad. A las dos y cuarto lo acompañó hasta la puerta, y lo besó. Confieso haber estado sediento. El hotel estaba vacío. Osvaldo estaba feliz por el enorme triunfo. Joaquín-susurraba ella en mis orejas. Al salir se acomodó sus anteojos oscuros. Si la volviera a ver nuevamente no me reconocería.