Resaca

Luciano Doti

Me siento como si tuviera el ancho de espada en una partida de Truco. Creo que hoy estoy en condiciones de llevarme el mundo por delante. Falta poco para que la vea a ella. Pero esta vez no será lo de siempre, esta vez la encaro entonado con esas cuatro copas que acabo de tomar.
¡Vaya paradoja! Mañana, con la resaca que voy a tener, el cuatro de copas habrá remplazado al ancho de espada.