Sin título

Alejandro Bisignano Burgos

Usáme de papel y de lápiz. Tacháme la doble. Hacémelo en la escalera. Cantáme jaque y matáme, hermosa, matáme. Hacéme el truco. Cantáme la falta que te doy mis tantos y mis cuentos. Lleváme a tu trébol que no pica, corazoncíto de diamante. Y no me cortes. Que aquí hay manos de sobra. Que aquí nadie nunca se fue al mazo. Que aquí apuesto el alma en cada carta. Carteame, escondéme en tu blusa y ganáme. Dejame entre la pared y tu espada y ¡as! Convertíme en un cuatro de copas que quiere embriagarse con el ancho de tu boca y en caso que así sea, nunca de los nunquitas, me dejes dormir afuera.