Dos por uno

Hidalgo, Paloma

El suyo es un amor arrabalero, libre e instintivo al que poco le importan las diferencias sociales que a ambos los separan. Uno frente a otro, compartiendo el acogedor ambiente de un restaurante italiano, juntan sus trufas, manchadas seguramente con el tomate de los espaguetis que a la luz de una vela degustan con formalidad humana. La Dama y el Vagabundo sellan así su amor para disfrute de la perrera municipal: pronto habrá nuevos inquilinos en sus jaulas, de los niños: un beso siempre es un beso; y de otros personajes de dibujos que vendrán después: Fiona y Shrek.

Grrrr…

Sorbo, Hugo

– Grrrr…. Tienes que quererme.
– Grrrr…. ¿Por qué?
– Grrrr…. Porque soy el más hermoso León.
– Engreído.
– Enamorado.
Se encontraban sus ojos de tierna cachorra y futuro Rey.
Cerca mamá leona.
Giraba en torno a su elegida, su miradas fija.
– Grrrr….
– No sigas. Mamá mira con cara de pocos amigos…
El, bamboleante, piensa la solución.
No podía desentrañar su idea. La sabía buena.
¿Ella creería en él lo suficiente?
– Grrrrr….
Agitaba para impresionarla su melena ausente. Ella sus ojazos fijos en el reyecito.
¡La idea llegó! ¡Un beso espectacular a la vista de todos!
Hoollywood. Pantalla. Inicio. El León. Ahora serían dos: ella y él. El beso y después los créditos.

El doble

Gozalo, Rubén

La mira a lo lejos y siente un estremecimiento en el estómago. Le gustaría rozar su piel, sumergirse en el mar de sus ojos, sentir su lengua dulce a modo de agua fresca, estremecerse con el tacto de sus labios. Sin embargo, se tiene que conformar con recibir los golpes. Los besos y las escenas de cama se los reserva para otro.

Magia del cine

Torti de Peralta, Ana María

Adela mira sin pestañear. En la película el público grita, silba, golpea los pies contra el piso, pero Alfredo obediente, corta la escena del beso. Toto ríe sin mesura y su risa nos envuelve el alma.
Después el chiquillo revuelve en un cajón y saca los trozos de celuloide que fueron cortados de todas la cintas por orden del cura.
Como en un espejo, una película dentro de otra y en el final todos los besos prohibidos, toda la música acompañándonos la lágrimas, toda la magia que nos devuelve al PARAÍSO.

Director

Uva, Elvira

Zampanó y Gelsomina nunca se dieron un beso de película. Fellini los marcaba de cerca.

Enganchados

Baldessari, Adriana

Se conocieron en la colonia del club. Él trece años, ella doce. Los dos pecosos y con sonrisas plateadas. Mucho sol, muchas zambullidas, muchos juegos compartidos. Cuando terminó el verano, bronceados y enamorados se citaron junto al bebedero, bajo el pino, para darse el primer beso. Logró separarlos el Guardavidas cortando alambres de ortodoncia con la ayuda de una pinza.

Sin título

Anabelmis

Se acercó tanto a la pantalla, que su finos cabellos revoloteaban al trasluz arremolinados por la fuerza electroestática. Congeló la imagen justo en el momento en el que los labios del protagonista masculino lucían más carnosos y sensuales, le dio al zoom emocionada y cerró los ojos. En su epitafio rezaba “La mató un beso de película”.

Sin título

Gaziano, Mirta

La única vez que la besaron fue en el casamiento de su prima Inés, ella no sabía nada de beber, si brindó con todos, le gustó tanto que no notó su estado y lo poco que recuerda en la nebulosa de su mente es a un joven que la sacó a bailar… La luz de la sala se apaciguó y sintió que la boca de él se posaba sobre su boca y cuando vio la foto que le tomaron, quedó fascinada y sus amigas exclamaron a coro ¡¡¡pero Sonia, este es un beso de película!!!
Ahora la foto cuelga de un clavito en la pared, al muchacho, no a él no lo vio nunca más.

El otro beso

Mirad, Lucrecia

Rod Hudson miró desde su altura a una Doris Day empequeñecida por el llanto y el dolor. La miró desde un sentimiento cargado que llenó sus ojos y la abrazó, como sólo él sabía hacer. Buscó su boca y la besó. Primero con ternura y después con pasión, deseando desde su más oculta intimidad que fuera Tony Curtis.

Atracción

Lanfranco, Elsa Beatriz

Encandilada, se acercó a la deslumbrante luminaria; sino fatal de mariposa nocturna.