Abracadabra

Octavio Belardinelli

Frente al Bar Zorba, el azar.
Ella en la bici, rara, loca, la rodilla al aire, el cabello lacio, el cielo color calizo.
—¿El lago Lacar?  ¿Cuántos años?
Delicia de su voz.
Roza mi cara. Zozobro.
Leo las comidas: arroz, locro, caldo.
Abro la boca:
—Yo te quería.
Adentro, brilla la dicroica, suena un bolero cálido.
El bobo es un lebrel.
—Ahora estoy con otro.
Se va.
Miro el billar. Soy como la bola que cae.
Lío un cigarro. Bebo licor.
El lazo del dolor en la garganta.
¿Rolar en el río?
¿Llorar?

Ella y el loco de Oz

Jennifer Schwartz

Abrió el libro, miró el cielo y entendió que no fue obra del azar, sino algo más elaborado; el zodiaco. Ella Ardió de dolor rabia, pero abrazó sus recuerdos y emprendió la marcha. Sólo pensaba en rozar labio con boca, brazo con brazo. En el camino la sorprendió la delicia del olor al rocío. Al llegar al zócalo, escuchó al abad decir que él estaba en el bar. Había cola. Espero y se cruzó con un zar árabe, con su loba, su cabra una cobra y su cebra.  Finalmente lo vio, no era un mago, era su loco de Oz.

Bolero del loco

Yajaira Soria

Era diabla,
Al alba, era bella, lacia…brillaba;
cae el cielo, rizada, cara de lodo, cola de cabra,
liaba a la cara, reía, lloraba y ladraba.
Balazo de cólera, rocío de laca.
Era diabla… oda dolosa.

El diablo árabe

Ernesto Parrilla

El ebrio, localizó al árabe por azar. La boca le ardía.
– ¡Licor!- le ladró.
El árabe, cabreado, lo abordó.
Alocado, lo alzó contra un árbol, un cerezo. ¡Era el diablo!
Azorado, el ebrio lloró.
Cobarde – declaró el árabe, que luego lo liberó.
El ebrio oraba, caído, sin cólera. Su cabeza ya no deliraba.
El árabe montó su caballo criollo.
¡Rezad cazador!le dijo y rió. Celebró la broma. Y sin rabia, se marchó.

Juego del mes: El Abrazo del Ocio

el abrazo del ocio

¿Ya leíste El Abrazo del Ocio, el manual de Juegos de Palabras que escribieron Juan José Panno y Carolina Fernández? ¡Si todavía no tuviste chances de disfrutar de esta joyita de Editorial Colihue no te pierdas esta oportunidad de ganar un ejemplar! ¿Cómo? ¡Sólo tenés que pensar cuántas palabras se pueden formar con las letras del título (E-l-a-b-r-a-z-o-d-e-l-o-c-i-o) e incluir la mayor cantidad posible en un minicuento! Luego mandalo a contacto@cuentosymas.com.ar resaltando en negrita las palabras armadas. ¡Sortearemos dos libros entre todos los participantes!

Tenés tiempo hasta el 31 de este mes. Todos los cuentos recibidos serán publicados en la sección Juegos Junio 2013.