Emancipada

Elsa Beatriz Lanfranco

Pudo preservar el patrimonio y criar sola a su hijo, gracias a su habilidad de tejedora…
Llamando a los guardias ordenó:
– ¡Echen a ese viejo loco que dice ser Ulises!

Anfibologías Cotidianas

Sandra Viviana García

Ella, llegó alterada. Tiró su abrigo, su cartera, se acostó de mala gana y le gritó que lo hiciera rápido: Él, no le hizo caso. Y paso a paso, con delicadeza, tranquilo, tal como debía ser, tal como le habían enseñado, le sacó la muela.

Atracción fatal

Sergio Gaut vel Hartman

El día que se separaron decidió relacionarse con mujeres a través de Internet. Eligió un seudónimo apropiado (Galán Maduro) y salió de cacería. Su primera presa fue Damisela59. Acordaron encontrarse ese mismo día. Adivinaron: era su ex.

Paz

Patricia Nasello

La guerra líquida, según fue apodada, tan sucia como todas las que le antecedieron pero más cruenta que ninguna, finaliza. Los sobrevivientes, unos pocos hombres que ahora se piensan infinitamente poderosos, cumpliendo el acuerdo de palabra con el que sellaron el enfrentamiento fratricida, narcotizan los mares —único modo de atraparlos— y los parten, y reparten, y secuestran lo partido y repartido en sendas cajas fuertes.
Bajo el peso de los bloques de cemento que guardan las cajas y su contenido precioso, bajo latas oxidadas, trozos de nailon, colillas de cigarrillo y rocas partidas por la inclemencia del desierto que se expande; bajo los huesos pulverizados de los muertos, la madre tierra suplica como un mendigo:
—Agua, por favor.

Traición

María Enriqueta Roland

Llegaba temprano. La fiebre era alta y se sentía muy decaído.
– Maldita gripe, pensó al entrar a su casa.
Nadie en la planta.
– Seguro sigue dormida.
Subió las escaleras sin hacer ruido y abrió la puerta.
Estaban desnudos, cuerpo sobre cuerpo.
Ella su mujer, él su mejor amigo.
No titubeó. Sacó el arma reglamentaria obligado siempre a portarla por su rango.
Disparó certero.
Recordó el refrán.
“Matar dos pájaros de un solo tiro”

Al pie de la letra

Naná Rodríguez Romero

Un poeta críptico se hizo famoso porque acostumbraba poner notas a pie de página a sus poemas.
Con el tiempo, los lectores ansiosos compraban sus libros para gozar la poesía que brotaba silvestre, de sus notas a pie de página.

Traición

María Enriqueta Roland

Llegaba temprano. La fiebre era alta y se sentía muy decaído.
– Maldita gripe, pensó al entrar a su casa.
Nadie en la planta.
– Seguro sigue dormida.
Subió las escaleras sin hacer ruido y abrió la puerta.
Estaban desnudos, cuerpo sobre cuerpo.
Ella su mujer, él su mejor amigo.
No titubeó. Sacó el arma reglamentaria, obligado siempre aportarla por su rango.
Disparó certero.
Recordó el refrán.
“Matar dos pájaros de un solo tiro”

Lapso

Sergio Gaut vel Hartman

Salió del sueño tan abruptamente que a duras penas pudieron rearmar la realidad antes de que abriera los ojos.

Demanda

Sergio Gaut vel Hartman

El sindicato de brujas acaba de iniciar acciones legales por difamación e injurias contra Charles Perrault, Hans-Cristian Andersen, Jacob y Wilhelm Grimm.

Accidente de tránsito

Sergio Gaut vel Hartman

El tipo casi me pisa al subir al ascensor.

—¡Eh! ¿Qué hace? ¿No me ve?

—Gre… gor… ¿Samsa? —Se llevó la mano a la boca, estupefacto.

—No. ¿Cree que ese escarabajo ridículo es el único que experimentó una metamorfosis?